EL SÍNDROME DEL MAL PERDEDOR…

0
231

Excandidato a la alcaldía provincial de Cañete, Javier Castillo Ñiquen, se encuentra atrapado en el tiempo. Singular vecino parece no entender que la campaña electoral terminó y la siguiente aún no se inicia

Nadie quiere perder. Sin embargo, mientras vivamos en un mundo en el que nos apasionan las elecciones, la bolsa y los videojuegos, perder es inevitable.

En ese sentido – diversos son los sectores de la ciudadanía sanvicentina que critican la conducta asumida por el excandidato a la alcaldía provincial de Cañete Javier Castillo Ñiquen, quien aparentemente se ha quedado atrapado en el tiempo.

Desde las redes,  propios y extraños comentan que el ex aspirante a sillón edil de la “Cuna y Capital del Arte Negro”, está cayendo en la desesperación de la sobre exposición mediática exagerada.

“Castillo Ñiquen parecer no aceptar su derrota en el último escrutinio electoral y parece no entender que la campaña electoral terminó y la siguiente aún no se inicia”, se dice en las redes, tras recodarle que “no por mucho madrugar, se amanece más temprano”.

“La derrota —lo saben los deportistas, los profesores y los padres de niños pequeños— es un gran momento de aprendizaje, una lección de humildad” – fue otra frase recogida en las redes y dirigida al ex candidato provincial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here