Coronavirus: CIENTÍFICOS ESPAÑOLES DESTACAN EL USO DE LA IVERMECTINA…

0
24

Según la Universidad de Navarra y el Instituto de Salud Global de Barcelona, el fármaco reduce la carga viral y los síntomas en la segunda

Un pequeño estudio piloto sugiere que la administración temprana de ivermectina puede disminuir la carga viral y la duración de los síntomas en pacientes con COVID-19 moderada, lo cual a la vez podría ayudar a reducir la transmisión del virus.

El estudio, que forma parte del proyecto SAINT y ha sido liderado por la Clínica Universidad de Navarra y el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por la Fundación ”la Caixa”, justifica la realización de ensayos clínicos a mayor escala. Los resultados del estudio piloto se han publicado en la revista científica EClinicalMedicine, del grupo The Lancet.

Ya hay dos vacunas aprobadas contra la COVID-19 en la Unión Europea, pero se necesitará un mínimo de dos años para inmunizar a un porcentaje suficientemente alto de la población mundial y detener la propagación del virus. Mientras tanto, es necesario encontrar fármacos capaces de tratar o prevenir las infecciones.

“Se están realizando esfuerzos notables para desarrollar tratamientos contra la COVID-19, pero se ha puesto menos atención en encontrar fármacos que reduzcan la transmisión del virus”, afirma Carlos Chaccour, investigador de ISGlobal y médico de la Clínica Universidad de Navarra que ha coordinado el estudio.

En este estudio piloto, desarrollado con pacientes de la Clínica y en instalaciones de la Universidad de Navarra, el equipo de Chaccour quiso evaluar si la dosis máxima de ivermectina aprobada en Europa puede tener un impacto sobre la transmisión del virus, si se administra rápidamente tras la aparición de síntomas.

La ivermectina es un fármaco antiparasitario que, según se ha demostrado in vitro (en líneas celulares), puede reducir la replicación del SARS-CoV-2, aunque a concentraciones mucho más elevadas que las recomendadas para uso humano. Esto, junto con los resultados de un estudio preliminar en humanos, que utilizó datos de origen dudoso y que nunca se publicó en una revista científica, hizo que la ivermectina comenzara a emplearse en muchos países de América Latina a pesar de la falta de evidencia fiable sobre su eficacia en prevenir o tratar la infección.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here